Rubalcaba, el LIDL de la Oposición

En el Debate de Investidura, el portavoz del PSOE ha demostrado ser, como lo fue Rajoy, más que un líder, un “Lídel”: defiende una marca desprestigiada, dice ser la solución para quienes tienen menos (mientras obedece criterios de multinacional) y sus opiniones sobre economía vienen de Berlín.

RubalcabaEl Lidl de la Oposición

Rubalcaba sigue por el camino que le ha llevado al desastre, quizá porque no conozca otro. Prácticamente, al igual que Mariano Rajoy, sólo ha hablado de economía. Incluso cuando habla de temas sociales (sanidad, educación y poco más) lo hace en términos contables. No aparecen ni por asomo en su argumentario cuestiones como la igualdad, la contaminación, la corrupción, la pluralidad nacional del estado… se las regala a Izquierda Unida y al Grupo Mixto.

La socialdemocracia europea continúa perdida. Abrazaron el neoliberalismo tras la caída del muro y se dedicaron a gestionar el superávit de las distintas burbujas económicas, a sustituir la recaudación fiscal por el endeudamiento barato y a ser más progres que sus oponentes conservadores (para lo cual en el Estado Español bastaba con ser de centro). Y de repente dejó de haber crédito, y con lo poco que recaudaban ya no sabían gestionar. Cayeron en la trampa.

Si el PSOE y sus homólogos europeos quieren tener alguna posibilidad de sobrevivir, deberán cambiar esto. Habrán de plantearse cómo eran las cosas antes de inventar la 3ª Vía y de privatizarlo casi todo, y tomar el camino de regreso. Que se fijen en Brasil, en Argentina, en Islandia… o que busquen sus referentes. Deben también empezar a aportar soluciones no a esta crisis, sino a la que vendrá en pocos años: la crisis energética.

Y Pérez Rubalcaba no va ser capaz. Precisamente él es de los pocos que participó en los dos PSOEs neoliberales, el de González y el de Zapatero. De los que tras la caída del Telón de Acero no se dieron cuenta de que el Capitalismo no tenía con quién competir y ya no necesitaba darnos sus limosnas de bienestar. Su partido necesita una regeneración generacional e ideológica profunda.

Si no lo hace, por impensable que lo crean, puede ocurrir que los partidos a su izquierda tomen el relevo, propongan una alternativa real de izquierda y consigan el sorpasso; o que un partido sin pasado, de corte populista y sin aparente ideología, digamos transversal, canalice el descontento ciudadano hacia los dos grandes partidos. UPyD está en posición (y con voluntad) de serlo. Todo empieza a recordar demasiado a lo que ocurrió en Europa en los años 1930.

Anuncios

6 pensamientos en “Rubalcaba, el LIDL de la Oposición

  1. YA DECÍA JOSEP PLA POCO ANTES DE SU MUERTE:
    «La izquierda ha hecho siempre lo mismo: su aberración de la realidad del país la mantiene, como siempre, en su ignorancia antediluviana. Hablan mucho, pero no dicen nada. […] Quieren ante todo ganar las elecciones y, una vez sentados en sus poltronas, hacer todo lo contrario de lo que han prometido.» (Notes del capvesprol, 1979)

  2. No creo que para el blogero sea UPyD la solución, obviamente es mejor que sea UPyD que los partidos de extrema derecha populistas que salen en Austria o en Francia. Lo que dice el bloguero es que el PSOE tomó el camino fácil y ahora o toma otro o desaparecerá.

Qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s