El Duque, the Pelma

La trama de corrupción en la que se ve implicado el Duque de Palma echa por tierra el esfuerzo en marketing de la Casa Real, que entra en su particular annus horribilis

Con lo que bien que íbamos, estarán pensando en la Casa Real, que a finales de 2009 había iniciado la renovación de su imagen con el nombramiento de Ramón Iribarren como portavoz. Desde entonces han intentado acercar la institución a la sociedad con acciones tan diversas como hacer pública la Agenda diaria del monarca o autorizar el biopic sobre los Príncipes de Asturias nada menos que a Telecinco. Los escándalos del yerno fallido, Marichalar, iban quedando atrás, y sólo los contínuos achaques del jefe del Estado parecían enturbiar el panorama.

Y entonces aparece en escena el yerno bueno. El Duque de Palma, el vasco que jugaba en el Barça y en la Roja de Balonmano. Su nombre lleva semanas apareciendo en los titulares de los medios en medio de la trama de la fundación Noos, que él presidía. Seguramente los nuevos cambios operados en la Casa Real este verano responden a un preaviso de lo que se les veía encima. Será que las infantas tienen mal ojo para escoger marido o que la propia institución los corrompe? Tienen que estar rezando en Zarzuela para que no se cumpla el dicho de que no hay dos sin tres.

Y para aderezar la situación, empieza a aparecer en los medios que Undargarín fue compañero de equipo del diputado de Amiaur Xabier Mikel Errekondo, con el que compartió vestuarios en su paso por la Selección Española. Las vueltas que da la vida.

 

Anuncios

Qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s