Las ansias de Rajoy por volver al Gobierno

El Partido Popular reclama insistentemente que se acelere el cambio de Gobierno. Se lo habrán pensado bien?

Desde que Alberto Núñez Feijóo ganó casi por sorpresa las elecciones autonómicas gallegas de 2009, el líder popular estatal Mariano Rajoy ha utilizado la gestión de la Xunta como ejemplo y modelo de la que él efectuaría si llegase a Presidente del Gobierno.

Pues bien, no ha hecho más que ganar las elecciones y ya comienza a dar los primeros pasos. A imitación del líder gallego, lo primero que ha hecho la directiva nacional del PP tras el triunfo es solicitar al gobierno saliente que acelere y acorte los plazos para el traspaso de poderes. A quienes vivan en Galicia les sonará esa canción, pues Núñez Feijóo la entonó insistentemente durante las semanas que tardó el gobierno PSdG-BNG en dejar el poder, afeando a la coalición derrotada que no podía más que decir que los plazos los establecían las leyes.

Veremos si el PSOE hace lo mismo que Pérez Touriño en Galicia y no intenta acelerar el proceso, o si de lo contrario busca los mecanismos para deshacerse del poder cuanto antes. Y digo deshacerse porque cada minuto que permanezca en el poder será un minuto perdido en el camino a la recomposición como fuerza política. Si de verdad quieren recuperar la imagen perdida de partido progresista y que el desgaste de la situación económica se dirija, por fin, al Partido Popular, les conviene que la fecha de inicio de la legislatura popular sea cuanto antes. La única esperanza para los socialistas andaluces ante las autonómicas de marzo, al igual que la del PSdG para 2014, es que sus votantes perdidos el 20-N se den cuenta de que con el PP la situación no mejora y vuelvan a su redil.

También pueden tomar buena nota de lo primero que hizo Núñez Feijóo en cuanto tomó posesión, porque es el espejo en el que se han mirado todos y todas las nuevas presidentas autonómicos populares que arrebataron el gobierno a los socialistas: Denunciar que los anteriores gestores habían dejado las arcas vacías y utilizar la situación heredada como cohartada para justificar sus propios errores y aplicar recortes durante la primera mitad de la legislatura. A nadie sorprenderá que Mariano Rajoy haga lo mismo (por si acaso Esperanza Aguirre le señala el camino), así que cuanto más lejos quede el último día de gobierno de Zapatero, menos difícil lo tendrá el próximo líder de la oposición.

Anuncios

Qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s